Estaría bueno un frente de izquierda progresista en la Argentina, donde confluyan todos los partidos políticos de izquierda en la Argentina, con una alianza programática a largo plazo, reglas claras de competencia electoral y de democracia interna dentro del mismo. Un frente que luche por los que no tienen voz en la sociedad argentina, porque ponga en la agenda aquellos temas que los grandes conglomerados políticos, económicos y mediáticos no se interesan, que luche denodadamente y como un solo puño para cambiar el sistema imperante en nuestro país, el sistema capitalista. Un frente que reconozca lo bueno de cada partido de izquierda, reconozca sus similitudes e ideas comunes, aunque sin dejar de debatir nuestras diferencias, pero sin que eso impacte en la destrucción del frente. Yo estoy convencido que la consolidación de un frente de la izquierda argentina sería un paso enorme para en un futuro llegar al poder y poder llevar a cabo la tan ansiada revolución. Un frente político que luche por la independencia económica del lado de los trabajadores y de los pequeños y medianos productores, por la soberanía social y alimentaria para que a nadie de esta tierra de grandes recursos le falte el pan sobre la mesa, y por autodeterminación política frente al mundo, para hacernos respetar, y junto a nuestros hermanos latinoamericanos podamos lograr esa tan anhelada patria grande. Creo en la fuerza de la unidad, de las similitudes, del consenso por sobre las diferencias que no hacen más que ceder terreno frente a la derecha. Creo en las fuerza de los ideales más que en los personalismos.

Anuncios