En estos días, los platenses vivimos una situación grave que aqueja a nuestra cultura, y no solo nosotros sino también la provincia de Buenos Aires y la Argentina. El Teatro Argentino está parado, no hay obras musicales ni de teatro, sólo muestras de fotografías, pintura y otras cosas, pero no hay opera ni ballet, y la orquesta estable así como el elenco no están trabajando en la actualidad. Una verdadera afrenta a la cultura nacional, uno de los teatros con más historia de la Argentina, con espectáculos de lujo, ahora está soportando una grave crisis edilicia y presupuestaria. Y, para colmo, lo van a enrejar, sin tener en cuenta que el espacio público es de la comunidad y deberían haberla consultado, más allá de que el espacio que es de tod@s no debe enrejarse y debe poder ser usado por la sociedad platense y cualquiera que visite nuestra ciudad. El teatro Argentino es uno de nuestros baluartes arquitectónicos y culturales, y no podemos permitir que se destruya. Su presupuesto es de veinticinco millones de pesos, y de esos, ocho millones costará la colocación de las rejas. El concejo deliberante, órgano deliberativo de la ciudad y el más democrático, se expreso por unanimidad en contra del enrejado. La cultura es de la comunidad en su conjunto, el espacio público también. Los ciudadanos platenses deben participar en estas decisiones que incumben a la ciudad. Debemos ir hacia una ciudad más participativa.

Anuncios